28/11/10

418 - Riaño y la Atlántida



     • Apuntes de un diario, no escrito en su momento.

Tal vez sólo sean vagos recuerdos. Ellas y yo estuvimos en la Atlántida. Ellas, eran las cigüeñas. La Atlántida, Riaño.

Dos días antes, habíamos dormido en el Lago Enol, después de caminar hasta Vega de Ario, lugar desde el que se divisa, presidida por el Torrecerredo, la más imponente vista del Macizo Central de los Picos de Europa. Torrecerredo, el más alto. Dos veces en su cumbre. Dos veces ciego por el resplandor de la belleza.

El día anterior, habíamos estado recorriendo la Senda del Arcediano, en el hermoso valle de Sajambre, donde el desfiladero de los Bellos talla diamantes sobre roca caliza. Faltaban unos pocos días para la primavera y las hayas apuntaban minúsculas tiernas hojas entre sus brillantes y aceradas escamas. También en Peña Dobrez, no muy alto (1.795m) pero buen observatorio sobre el valle de Valdeón y los picos… otra vez.

Regresando, Riaño. Lugar, en aquellos momentos, lindando la inexistencia. No mucho antes, excavadoras y bulldozers, máquinas sin alma, habían planchado, literalmente, el pequeño pueblo. Las compuertas del futuro pantano ya estaban cerradas y las aguas comenzaban a avanzar. Nada quedaba en pie. Era la imagen perfecta de la desolación. Eran Hiroshima y Nagasaki juntas. Nada había entre tanta ruina excepto algunos árboles secos y unos postes de la luz, ambos, poblados de nidos con unas cigüeñas que miraban estupefactas su entorno. Sabían que algo había cambiado pero no sabían explicármelo. Tampoco yo a ellas. Quizá fue una señal. Al despertar, ellas y yo nos encontramos todo nevado, como si la blancura quisiera ocultar el desamparo. Tal vez éramos conscientes de nuestro privilegio. Éramos los últimos en dormir en la Atlántida.


     • Apuntes de un diario, no escrito el 13 de Noviembre 2010

Paseábamos, los buscadores de otoños, por Riaño. Asomados a la inmensidad de sus oscuras aguas, teñidas por un celaje frío grisáceo, creí ver, bajo aquellas aguas, las huellas de mis últimas pisadas y oír el crotoreo de unas cigüeñas llegadas a destiempo.



◄ 418 ►
Riaño y la Atlántida • CR101/101129 ©
P418-CR101-710-101111-018-Embalse de Riaño-W ©
Canon 50D/18-200mm • 1/100seg • f/5.6 • 40mm* • Iso 100

85 comentarios:

  1. Preciosa manera de relatar, de forma poética, una historia real. Y acompañada de una estupenda vista del entorno de Riaño, uno de mis lugares favoritos de la montaña leonesa.

    Besos con cigüeñas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la historia Ñoco, real como la vida misma que no deja indiferente a nadie y la imagen una maravilla, una postal compi, un cordial saludo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  3. Esto es belleza?
    Esto está en nuestra planeta?

    Si es así detesto a todos aquellos que se empeñan,en aras,a los beneficios económicos en destruir tanta belleza,tanta quietud y tanta armonía.

    Si no preservamos,qué nos queda?

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El Gildar, el cueto Cabrón, las Pintas, ya sabes, yo también pasé por allí hace unos días, solitario buscador de otoños. Pena no haber coincidido. Tu imagen y tus palabras, fiel reflejo de la desolación en la antesala del paraíso. Abrazos,

    ResponderEliminar
  5. Belleza y visión que nos esta vedada a los simples mortales.
    ¡¡Oh Dioses sed benditos por acercarnos un pedacito de vuestra morada!!

    bgn+9

    ResponderEliminar
  6. Le he cortado el talud del primer plano y la belleza es deslumbrante.
    Tanto dolor y sufrimiento de nuestro añorado Riaño y ahora las fotos son espectaculares. A veces la vida es puro engaño.

    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  7. Que bello relato y la foto es majestuosa. Ojala pudiéramos viajar a esos lugares maravillosos, pero que no les pase lo de esas dos ciudades japonesas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. No quiero restar belleza a la fotografia imaginando esos pueblines sepultados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Antes de leer el texto te diré que este verano estuve allí,ya sabes, bajando de Asturias...Hice unas foticos que no colgué,parecía una palizas hablando de mi viaje. Algún día lo haré.
    Sabes me quedé absolutamente embobada mirando los reflejos del pantano...Y recordé cuando las protestas por su construcción...
    Besicos.
    P.D.
    Después volveré a leer.

    ResponderEliminar
  10. El sitio, Riaño, es precioso y eres buen buscador de otoños porque encontraste la luz, la nieve, el verde, el reflejo y los rojizos/dorados propios de esta mágica estación.
    Me encantó el sitio y la foto. Besos

    ResponderEliminar
  11. Ñ, una grandiosa foto para una historia rasgada, "le llaman el progreso" y a cuenta de este progreso, estamos acabando con todo o casi todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Lo encontrasteis, no tengo más que mirar la foto para comprobarlo, es bellisima. Gracias

    ResponderEliminar
  13. Bueno, a "los buscadorezs de otoños" me parece que el invierno no ha acortado el tiempo, parece ser, dicen, cuentan... y se nota, que cronológicamente quizás no, pero meteorológicamente YA ES INVIERNO !!! (Los de El Corte inglés lo dicen tambien)
    .... Berrr ¡qué frío!

    ResponderEliminar
  14. Partir y regresar; subir y descender... Sentarse en una piedra del camino, y tomar nuevas fuerzas para caminar. Primaveras y otoños se suceden... Es el tiempo infinito, que no le gusta aburrise. Ni a nosotros tampoco.

    La Atlantida es el horizonte que siempre miramos.

    ResponderEliminar
  15. Un ps lleno de matices que contrasta los fios azules del mar y las nubes con los delicados ocres amarillos de la vegetacion.Un paisaje muy bonito¡¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Buen relato para explicar algo que... debió ser muy doloroso para la gente de allí.

    La foto es impresionante. Si le quitas el primer plano podría ser una foto de cualquier lugar cercano a los paisajes árticos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Amigo es una pasada de paisaje! La música también!
    Encarna

    ResponderEliminar
  18. Muy buena la fotografia de ensueño, como para estar sentado uno admirando el paisaje, me encanta el relato, entre realidad y ficción, buena entrada Ñoco

    ResponderEliminar
  19. ...Y tú apuntastes con tus minúsculos ojos o grandúsculos, como no se te ven ni en la "Ñ" qué le vamos a hacer....Una foto fantástica y unas letricas de un diario no escrito muy acertadas. Vaya paseos que te das con ellas...
    Genial como siempre....
    He vuelto y he hablado, también como siempre.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  20. No sé...ese lugar, tus palabras, el recuerdo del día en el que me hice miembro del club de los buscadores de otoños, quizá todo junto me ha dado un latigazo de melancolía.
    Besos, querido Ñoco

    ResponderEliminar
  21. El progreso es un precio que tienen que pagar algunos en el supuesto "beneficio" de otros, nunca sabes en que caso era necesario sacrificar este o aquel lugar, no se si nos lo hacen ver asi, o es que tiene que ser asi...

    Me viene a la memoria la Laguna de Antela... un lugar que yo siempre recordaré como tierras de cultivo de la patata y beneficio de areneras. Desecada en los años 50 por la decision de la gracia de "alguien" y que ocupaba una extension de 7 kilómetros de largo y 6 kilómetros de ancho, considerada uno de los humedales de mayor extension de la peninsula Iberica, pero que desgraciadamente ni yo, ni mis descendientes sabremos jamás la valía del tesoro del que nos han privado, o mas bien, arrancado...

    Tu historia la leo y es como si la oyera de nuevo y casi se puede sentir lo desolador de toparse con aquel paisaje, asomarse a la ventana y contemplar mudos ese desamparo...

    La foto... has aprovechado el viaje de ida, hubo otros que llevaban demasiada prisa y no encontraron un lugar en el arcen donde parar... menos mal que tu venias de ultimo revisando el camino :)

    alou
    sil
    es

    ResponderEliminar
  22. Una maravilla el lugar y tu foto.
    Lo de Riaño lo recuerdo por los medios de comunicación, me daba tristeza la manera en que un pueblo se destrozaba y sus restos quedaban sumergidos para siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. fantástica e grandiosa imagem
    adorei todos os momentos que já passei nos Picos da Europa
    um beijo e boa semana

    ResponderEliminar
  24. Somos capaces de las atrocidades más increíbles con la naturaleza, y sin embargo nos sigue deleitando con su exuberancia.
    Bellísima esta fotografía.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. Que impresionante todo:
    la belleza,
    el recuerdo
    y la destrucción bajo las aguas.

    ResponderEliminar
  26. La belleza sigue allí y nos hace olvidar lo que fue antes. Los recuerdos durarán lo que nosotros.
    La imagen... qué te voy a decir de ella. Ya lo sabes tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Grande
    momento
    Fotográfico
    muito
    bom
    boas
    criações
    até
    breve

    ResponderEliminar
  28. Otro pueblo sumergido...Otra lucha que se perdió.
    La belleza... no hay quien pueda destruila, mientras quede alguien que la muestre.

    VolVoretas sә|ɐñoʇo

    ResponderEliminar
  29. Fantástico relato. Casi se puede oír el sonido de las máquinas y sentir el mudo silencio de las cigüeñas pegado a la oreja...

    De la foto me sorprende el contarste entre los colores cálidos del otoño y los fríos de las aguas y la nive.

    Chapeau!

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  30. Un paisaje de libro Ñoco, con el lago, las montañas y esas nubes en la cumbre una foto preciosa saludos...

    ResponderEliminar
  31. Hola Ñoco!!!...no voy a mentirte, esta vez me he leido el texto muy rapidito y casi no me he enterado de nada...porque esta fotografía me ha dejado extasiado!!!

    Hacía tiempo que no veía algo parecido...es impresionante...un paisaje precioso perfectamente captado y tratado para su estelar presentación...mi más sincera enhorabuena!!!

    Un gran abrazo!!! ;)

    NOTA.- Como habrás observado, no ando muy sobrado de tiempo últimamente pero no dejo de seguirte...aunque no siempre pueda comentar...sorry!!!

    ResponderEliminar
  32. La fotografia nos deja sin palabras...es un paisaje maravilloso,donde la belleza de la naturaleza resalta...

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Gracias por este trozo de belleza, hermoso esto que has publicado no escrito en su momento en tu diario.
    En una orilla, un otoño, si cruzas, en la otra ¿cruzaste?; parece haber un mundo argénteo, cristalino... (¿la atlántida?), ¿se puede vivir con tanta luz y el reflejo de ella?, ¿no lloran los ojos?... ¿?
    BESO
    Felisa

    ResponderEliminar
  34. Una imagen bellísima con grandes contrastes entre los ocres y los azules.
    El relato conmueve y aún engrandece más ese pantano que tantos recuerdos guarda en su fondo.

    Bs.

    ResponderEliminar
  35. Extraordinario paisaje/s con con un bonito contraste de fríos y cálidos separados por el agua, una gozada.

    ResponderEliminar
  36. Bebe sus aguas, Ñoco... porque dicen que tiene el secreto de la juventud,¿no?

    Besicos

    ResponderEliminar
  37. La foto es impresionante, bellísima visualmente. El texto igualmente bello nos introduce, en tus emociones fielmente , dejandonos muy emocionados. Me ha parecido tu elección de compartir con las cigueñas sensaciones Y reflexiones de una elevada sensibilidad, la que siempres demuestras en tus entradas.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Te felicito por la imagen y por supuesto por el relato. Un lugar para dejar volar la imaginación, versos y frases...Sin ninguna duda.
    Gracias

    ResponderEliminar
  39. Estoy totalmente de acuerdo con Merce, el progreso lo pagan algunos en beneficios de otros, aunque yo no sé si eso fue progreso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Preciosa foto y expresivo relato, digna la una del otro.
    ¿Como no van a enfadarse los atlantes?

    Abrazos parta ti

    ResponderEliminar
  41. El ascenso a la belleza es introducirse al origen, a la hermandad universal, aliento suficiente para enfrentar las azonadas de muerte y mostrar la posibilidad que se puede empezar de nuevo.
    Un abrazo artista!!!

    ResponderEliminar
  42. Un paisaje que deja helado por su belleza, y esa despedida del Otoño que abandona su estancia dejando paso a un claro y helado Invierno.
    Preciosa Fotografía que parece irreal por su buen procedimiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. me gusta esa definición "los buscadores de otoños", casi tanto como esta foto, que me impresiona por el contraste, al fondo el frio en blanco y negro, delante la vida en color!
    artista!

    ResponderEliminar
  44. que paisagem maravilhosa!
    gosto muito do contraste entre o primeiro e o segundo plano. parecem dois lugares distintos.

    saludos.

    ResponderEliminar
  45. ...toda una belleza para la vista. Preciosa toma. Saludos y buena semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  46. Wow! es impactante! el lugar es increible

    ResponderEliminar
  47. Qué foto tan extraordinaria, me encanta!

    Los colores, perfectos, la profundidad de la imagen, la composición, la edición, es que me gusta todo.

    También el relato me ha gustado (lo siento, no lo leo siempre). Riaño y las cigüeñas, precioso paralelismo. Me trae buenos recuerdos el pantano de Riaño, precioso lugar.

    bicos

    ResponderEliminar
  48. Excelente trabalho...Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  49. preciosa! el contraste del color de las tierras bajas con el frío gris de las montañas lo llenan todo

    ResponderEliminar
  50. Me disipo entre tanta imagen, recuerdo, frase, y sentimiento que se me viene atropelladamente a la cabeza.
    Una narración que revuelve mis añoranzas montañeras, de unas botas que cada día caminan menos y viven más del recuerdo, y una imagen que hace lagrimear mis ojos.
    Destripando por partes, veo que sabes conjugar algo más que el verbo fuchiquear, que en la declinación del verbo fotografiar sabes manejarte, qie np necesitas de texturas archivadas para preservar el producto final. La toma está encuadrada, medida y proporcionada. Todo en armonía en un paisaje de ensueño que no solo viste, sino que supiste capturar, donde otro lo vio, pero persiguiendo a la prima de Alonso en su loca carrera esperó en vano que parase, tan solo era un momento, pero no hubo manera (apuntemos otra colleja).
    Me encanta esa combinación de los últimos vestigios de vida del primer plano, otoñales, con la frontera del agua delante de la montaña, hostil, fría, amenazadora y a la vez seductora.
    Cuanto más miro la foto más me pregunto: ¿por qué no paraste rapaciña?
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Fantastic..and the journey for as well wonderful! I love having fantastic inspirations like you to visit!!!

    ResponderEliminar
  52. Quien a mares mata, a mares muere.

    ResponderEliminar
  53. Amigo Ñoco, te he visto imágenes bellas pero esta sobresale entre todas, parece un paisaje de esos que salen en las revistas de viajes. Es ideal cómo salvapantallas. !!Sublime y muy bien acompañada de tu texto!!

    Genio!!

    ResponderEliminar
  54. ¡Qué recuerdos me vienen a la memoria después de ver la foto y la descripción del viaje!

    Por cierto, un título muy apropiado a lo que sucedió en este precioso valle tras la construcción de un innecesario pantano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. Visite Riaño unos meses antes de que las aguas lo anegaran todo. Hice fotos (desgraciadamente perdido el negativo) de aquellas casa ya en ruinas y de un montos de utensilios que hasta aquel momento habían habitado en las manos de los vecinos del pueblo. Fue un momento de despedida, duro, casi terrible.
    Tu foto de hoy me trae al recuerdo aquellos momentos y aún hoy se me pone la piel de gallina.
    Un error un tremendo error aquel que se cometió con RIAÑO.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  56. Precioso y profundo, como siempre. Te felicito, ÑOCO LE BOLO. Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  57. Que si Juan, que si, pero que entre que el coche corria mucho y que no habia arcen suficiente para parar...

    ... en realidad esta foto estaba reservada para Ñoco, ni tu ni yo la hubieramos podido mejorar, y ademas él al venir en bicicleta siempre tenia mas posibilidades de parar en cualquier arcen ;)

    bicos

    ResponderEliminar
  58. you have captured grand beauty!

    ResponderEliminar
  59. beautiful and so delicately captured

    Bravo!

    Regards
    The PostMan

    ResponderEliminar
  60. muitos mundos há no mundo...

    abrazo

    ResponderEliminar
  61. Precioso disparo Ñ, la verdad es que esta para enmarcar!

    Me gusta mucho la tonalidad de los colores, y todo lo que retransmite en cuanto a esta estación.

    Un saludo, Unai.

    ResponderEliminar
  62. hmmm ... Yo ya había comentado aquí, pero no existe ... que es una pena porque me encanta este magnífico cuadro mucho. El paisaje como no es de este planeta, surrealista y muy individual belleza! Una imagen que no necesita de palabras ... sólo asombrados ojos!


    Küsse

    isabella

    ResponderEliminar
  63. Bellísima imagen otoñal y muy bien acompañada por un hermoso relato.
    Una conjunción perfecta de sensibilidad y encanto.
    Saludos Ñoco! Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  64. No se que se te da mejor, si las fotos o los textos.
    Lo que si se es que los dos tienen que ir acompañados...porque "eres grande" como dice Paco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Sólo un momento para decirte que sigo por aquí, aunque no con la asuididad que me gustaria. Saludos

    ResponderEliminar
  66. El mundo en Fotos tiene el placer de otorgarle el premio mes de Noviembre de los premios "EL MUNDO EN FOTOS" que pasa por su 3ª edición.

    ENHORABUENA

    ResponderEliminar
  67. Precioso paisaje captado con ese toque personal que te caracteriza. El texto es todo un homenaje a aquellos pueblos sumergidos en las aguas de semejantes obras de ingeniería. Saludos.

    ResponderEliminar
  68. Wonderful landscape - I love the snowy mountains in contrast to the sea. Hugs from Luzia.

    ResponderEliminar
  69. impresionante foto Ñoco! imposible no detenerse a contemplarla mientras se lee ;-) un abrazote!

    ResponderEliminar
  70. Bonita imagen ÑOco.Lo de Riaño todavía duele..

    ResponderEliminar
  71. Precioso lugar, una maravilla para los buscadores de otoño, sigo opinando que el otoño es la estación más bonita del año.
    Una fotografía muy bella

    ResponderEliminar
  72. Preciosas imágenes!
    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  73. Lo de la fotografía ya lo sabía, pero en serio, Ñoquito, cada día escribe usted mejor.
    Ñosquibi cosri :*
    Me encantaría pisar hojas de otoño a su lado y que me fotografiara entre la nieve del invierno y la hojarasca más otoñal :)

    ResponderEliminar
  74. HOLA

    BUENOS CONTRASTES...

    SALUT Y NIEVE
    JOAN

    ResponderEliminar
  75. Aqui por fin nos ha llegado a la nieve, a ver si echo algun disparo como este! ;)

    Un saludeÑe ;)

    ResponderEliminar
  76. Por un momento crei estar en Noruega. Maravillosa foto y su luz capatada
    Saludos

    ResponderEliminar
  77. Paisaje espectacular.
    Esta pantalla es el espacio en sí mismo.

    ruma

    Spectacular Landscape.
    This screen is the space itself.

    ruma

    ResponderEliminar
  78. Siempre podrás decir: yo estuve allí y la cigüeña será testigo .
    Que foto!!!!!
    Y que bien redondeas las historias.

    1M2M3M

    ResponderEliminar
  79. Una versión peor, dice... ¡Serás mentiroso!

    Besos. Pocos.

    :)

    ResponderEliminar
  80. Eres grande. Ellas lo sabían. Por eso compartieron contigo la Atlántida.

    Besos

    ResponderEliminar
  81. Tuvo que ser muy emocionante estar allí en esos momentos. Tengo en la cabeza una foto que vi no sé donde y que quiero hacer algún día. Es la de una carretera asfaltada que se adentra en las aguas del embalse, pero tendría que buscar dónde se hizo.

    ResponderEliminar

·>
·>

· algial@gmail.com