26/5/09

282 - La chica del taxi azul






Espera con calma la llegada de un taxi. Hablo con ella. Me lo cuenta. Al parecer, todas las chicas que esperan un taxi me cuentan una historia.

De vez en cuando desvía la mirada, sin perder la atención, para picotear algo con lo que reponer fuerzas. Son muchos días de espera. Me dice exactamente, sin consultar ninguna agenda, las horas que lleva allí sentada, en esa pequeña plaza desde la que, todos los visitantes que Nueva York devora, hacen fotografías al Flatiron. Ella me dice que es La Plancha, que así es como le llaman otros.

No le digo nada. No deseo desanimarla ya que tengo la certeza, perdón, tengo la casi certeza, de que su espera será eterna. Su espera de ese taxi azul.

No necesito hacerle muchas preguntas. Habla con voz queda acerca de ese taxi. Tiene que ser azul no en vano ella se ha vestido así, de amarillo, para esa especial ocasión.
Le insinúo que Nueva York está repleta de limusinas blancas. Mueve desdeñosa, pero delicadamente, las manos en un gesto harto elocuente. También le hablo de limusinas negras, menos, pero abundantes, aunque ella insiste. El azul es el color que mejor combina con ella. Con ella, como si ella fuera su vestimenta.

Me acerco a un puesto callejero y le traigo un zumo de maracuyá. Hace calor, 76ºF y la humedad es alta. Me pregunta si no lo había de naranja o melocotón. Mejor naranja.

Mientras regreso con el zumo, ahora naranja, cientos de taxis pasan en todas las direcciones. Sé que no veré ninguno azul… pero miro intensamente como si en ello fuera mi felicidad.



Taxis veloces tiñen la Quinta con mínimas estrellas amarillas, fugaces.
Peatones rápidos dejan el rastro de su existencia, prendido en el aire.
Árboles atados al ruído confunden su sombra con un falso cielo.
Y un falso mar trepa por un rascacielos.



Y con prisas,
un árbol cálido quiere llegar a una plaza,
donde una chica vestida de amarillo, espera un taxi,
para contarle el secreto que todos le ocultan.
El azul no existe. No existe en movimiento.

.
.
.


:::Post 282 CR 045/090526 - La chica del taxi azul
:::foto: 090513-C1556 - La chica del taxi azul - f/3.5 - 1/400 seg - 420*mm
:::foto: 090515-C1628 - Prisas - f/2.7 - 1/4 seg - 36*mm
:::foto: 090509-P1020565 - Arbol veloz - f/3.3 - 1/60 seg - 30*mm
:::
enlace English Version: INT 031 - The blue girl taxi


35 comentarios:

  1. acabo de ver tu entrada en el actualizador, je y me he dicho, a ver si llego corriendo y soy la primera en comentarte!, parece que así será?, yo una vez vi un taxi azul, en Lisboa, me llamó la atención, era azul marino, no me digas si todos los taxis eran así yo creo que no pero ese era azul. Yo me quedo con el verde del frescor de los árboles aunque sea en movimiento, me encantaron los fotos, la historia no vi rojo pero había esperanza, saludetes!

    ResponderEliminar
  2. Conmovido. En serio.
    Tal vez el azul ya se haya mezclado con el amarillo y ahora sea un brote verde.

    las fotografías: gloriosas.

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares imágenes ÑOCO, me has dejado impresionado con esa captura del movimiento y esa intensidad de color.

    Una vez más bravo.

    ResponderEliminar
  4. Color, movimiento, inestabilidad, instantes. ¡Qué juego da Nueva York (o cualquier ciudad) si se sabe mirar!
    La mejor, para mí, la del árbol estirado. La que más me gustó, en cambio, es la de la mujer sentada. Es lo que tiene ser mirón confeso, y cazador habitual de robados.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho la idea, el tratamiento de la imagen. Mi preferida la del medio, ese movimiento y el azul saturado de la 5th. Muy buenas.

    Que tengas un venturoso viaje.

    Besos, Ñoco

    ResponderEliminar
  6. Ñoco, qué decirte.
    Ahora mismo me siento muy pequeña y a ti te siento grande. Me siento como apabullada.
    Grande tú, grande lo que has hecho, grande lo que has transmitido.
    Vaya con tus dos últimos post, ¡inmensos!

    Llévate el saco llEEEEEno.
    :)

    ResponderEliminar
  7. Impresionantes!!!!!!! la del árbol...escandalosamente buena. Ya me contarás el secreto.
    Y ahora hasta Junio sin ver tus fotos.....jo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. hola .. Soy de Indonesia. lo siento, mi español es malo idioma. Me gusta tu artículo y quiero ser tu amigo. si quieres ser mi amigo, yo feliz. y espero que quieras visitar mi blog en la dirección indo-online y si quieres somethings sobre los blogs y los problemas sociales, se puede visitar en mi blog en blog rakyatindonesia y por favor dejar un comentario. si las dificultades en el lenguaje, puede usar google traductor para traducir mi post.thank 's amigos

    ResponderEliminar
  9. joe guapo... te superas con las fotos, en serio!

    besicos

    ResponderEliminar
  10. Es de lo mejorcito que te he leído, y las fotos son un motivo de envidia sana por mi parte ;)

    Disfruta en tu ausencia, con la mirada y sin ella.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno Sr. Ñoco. confirma mi teoría de la existencia de Princesas Amarillas que están eternamente buscando a Príncipes Azules que nunca llegarán. Tiene Vd. una forma magnífica de captar e interpretar el mundo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Pues solo me queda doblar mi admiración,rasgar mi alma rota para poder estar aquí y decirte lo alto que vuelas para mí,así que te leeré y no comentaré,hay veces que no sé que decir...de tan poco que tengo...Un beso al otro lado del Deva

    ResponderEliminar
  13. Hemos coincidido en el título de una imagen: "prisas" y como casi ya he dicho algo al respecto en tu otro blog, aquí me quedo prendada de la tercera, será que yo me estiro así en ocasiones :))
    Un estirón más para abrazarte, siempre con flores de acebo

    ResponderEliminar
  14. "Y con prisas,
    un árbol cálido quiere llegar a una plaza,
    donde una chica vestida de amarillo, espera un taxi,
    para contarle el secreto que todos le ocultan.
    El azul no existe. No existe en movimiento".
    Ese final es precioso. Y la última imagen me hace volar. Gracias, ñoquito.

    Nu zobraa degran

    ResponderEliminar
  15. El tiempo pasa muy rápido y a veces deja una huella muy profunda en los surcos de nuestras vidas.

    Aunque estemos estáticos y sentados, el mundo sigue su curso, los autos y los taxis van hacia adelante y van dejando poco a poco, segundo a segundo, minuto a minutos, contando y dejando pasar el tiempo.

    Y quien diría el árbol ese que es apenas sensitivo desea crecer con el tiempo y irle robando a las alturas su color y su olor.

    Al final el taxi azul no apareció, pero nos permitió ver a como dice el libro de Job, que la vida es como la chispa, esa que escapa de la madera ardiente, y de pronto aparece y así de una vez desaparece, en el segundo de le vida.

    Centellas pasan, atrás de ti, atrás del árbol, o en medio de la 5ta Avenida.

    Así es el mundo de color, rápido, fugaz y eterno en la toma de tan bellísimas fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Me maravilla el don que tienes para hacer que cualquier lugar adquiera una pizca de magia a través del objetivo. Me encanta descubrir sitios que no conozco, contigo.
    Besos azulísimos.

    ResponderEliminar
  17. Hola!! esta ultima tiene algo que realmente cautiva, la del medio los colores maravillosos.

    ResponderEliminar
  18. ..Penélope espera un "tren" que ya no pasará. Encerrada en su mundo ya no le importa que la vida sigua con su color, con su movimiento...sólo desea un trocito de cielo.

    Las tres fotos son preciosas...la tercera me ha atrapado, ese árbol deslizándose a toda velocidad por el edificio...sí, encierra un secreto.

    Te dejo una nube de mariposas entre las ramas.

    ResponderEliminar
  19. Has logrado evocarme de una manera especial una preciosa estancia en NYC hace más de 20 años. Me has hecho sonreir mientras el sol tiñe de rosa la ciudad. Besos azules y verdes.

    ResponderEliminar
  20. hermosa historia con imágenes acorde a la calidad de la palabra. la del árbol impagable

    ResponderEliminar
  21. tres imagenes escandalosamente llamativas, que acompeñan perfectamente el relato, las tonalidades que utlizas me gustan y tambien los efectos visuales ayundan a componer las imagenes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Te visito tarde porque sé que tengo que venir con tiempo y no lo tenía.
    Las fotos hacen que mis ojos lagrimeen y me recuerden airados que debo pestañeare de vez en cuando... me impresionan las fotografías y, por lo que he leído, nos pasa igual a todos. Pero las palbras... compañero, tus palabras me llenan de asombro (yo soy más de palabras, ya lo sabes) tus ideas, sugerentes, traviesas, jugado al despiste y al "escondite inglés", me provocan tal admiración que me lleva a preguntarme qué bruja tocó tu abeza al nacer y la amuebló de ideas perfectas para contar historias...
    Me dejas colgada de tus imágenes, de tus plabras y de tus historias.

    Un beso de admiración.

    ResponderEliminar
  23. Muy buen, blog, muy estético y muy interesante. Volveré por aquí..

    ResponderEliminar
  24. Me gustan tus imágenes en movimiento! Y la chica de amarillo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Te ha contagiado. Azul era el color, azul es el color, pero solo ella subirá a ese taxi azul :)
    "...rastro de su existencia prendido en el aire..." estelas de existencias habitan el camino que se anda sin prisas, sosiego en cada paso. Velocidad, que altera el paso del aire y la luz cegando la retina...

    ResponderEliminar
  26. Preciosas las fotos, preciosa la música...no tanto tu chica a la espera...Realmente la espera le debía estar agriando un poquito el carácter...y tú, tan cielo.
    Un placer

    ResponderEliminar
  27. Wow man! that was cool! ;)
    Muy buena la entrada. Todo. La imagen de la chica y el texto (aunque a mi no me gusta se estilismo ja ja)y las impresiones del movimiento de nueva york. aplausos

    ResponderEliminar
  28. un viaje aprovechado!!!
    se quedaría esperando y esperando...a veces esperar algo con muchas ganas te da sorpresas...!y si aparece el azul...el taxi azul que ella tanto desea!
    Claro que yo soy más práctica: si no hay taxi azules me cambio de vestimenta para combinar con el color de taxi que haya.
    .
    ¿por qué todas las chicas que esperan un taxi te cuentan algo de su vida..???

    ¿le llevas zumos de maracuyá anaranjado con melocotón a todas las chicas que esperan un taxi y que cuentan algo de su vida...???

    Un beso-tres para el chico al que todas las chicas le cuentan!!!

    ResponderEliminar
  29. En breve esperaré un taxi azul y me reservo la historia que podré contarle a un joven que pasará por delante y me ofrecerá un zumo de manzana.

    Un abrazo caminante

    ResponderEliminar
  30. NYC!!!. Espectacular ciudad con infinidad de historias. En azul, amarillo o cualquier otro color. Con zumo de maracuyá o sin el.
    De lo que es y no es. Fantasía.
    Espectaculares fotos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Alex , sencillamente genial, es diferente a todo cuanto he visto.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
  32. Qué belleza de fotografías urbanas, una mirada muy acertada y el resultado en las tres fotografías es genial, muy bien hechas

    ResponderEliminar
  33. Cuanto mas miro tus fotos más me gustan, así que te añado a mi blogroll de favoritos. Pero ya!
    Hey! Muy buen jazz. Sabes quien es mi vecino? Jorge Rossy el ex batería de Brad Meldau.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. admirando las fotos, sin prisa, sin concretar, al llegar a esta serie del amarillo y el azul no puedo con las ganas de decirte lo que me gustan!!

    ResponderEliminar
  35. he pasado varias veces por este taxi ... creía haber comentado, como veo que no te diré que yo también me quedo esperando un taxi azul y mientras espero repaso las imágenes de mis viajes.
    Las fotos de lo más sugerentes, ese movimiento es genial.
    El texto sin comentarios ... como me gustaría estar dentro de tu cabeza!!!

    1M2M3M

    ResponderEliminar

·>
·>

· algial@gmail.com