20/11/09

325 - Las diez y diez




Las diez y diez

Sentado.

Sentado entre dos pilares. Dos pilares que soportan una humanidad encallecida.
Grises, como esa humanidad en la que me sumerjo empapando mis inertes huesos.

Hoy también te he visto. Y hace dos días. Y hace dos días de hace dos días. Y así, muchos días.

Hoy tampoco he hecho nada. Tampoco. No. No he hecho nada.
Nada.

Sigues ahí. Estático. A las diez y diez. Todos los días son para ti las diez y diez.
¿Cuánto llevas ahí, en tu pensión multiestrella?

¿Y ese perro? Quizá sólo sea la presencia de la fidelidad… o la denuncia de otras infidelidades.
El perro de las diez y diez. También. Anclado en el tiempo sin tiempo.

Jamás un gruñido. Jamás un ladrido. Quizá. Quizá sabe que yo no merezco ni eso. Ni un ladrido.

Hoy tampoco he hecho nada. Quizá, quizá mañana te eche unas monedas con las que apagar mi desasosiego. No me he preguntado por el precio.

No podré pagarlo.

Nunca tu mirada me ha censurado. No me miras. Que estés ahí ya es suficiente castigo.

No sé si sabes eso. No creo que te importe. Ni a tu perro.

Quizá mañana te diga algo. Quizá.
Dime qué quieres que te diga. ¡No sé qué decirte! No hay nada que decir cuando las palabras están hechas con sonidos vacíos. ¡Ayúdame!

Quizá. Quizá también yo esté parado en las diez y diez. Atrapado.

Atrapado y sin un perro que me acompañe. Y sin nadie que me diga palabras vacías.
Sin nadie.









:::Post 325 - CR61/091120 – Las diez y diez
:::foto: 070928-P1030837-El hombre de las diez y diez >·< Lumix DMC-TZ5 - f/4.2 - 1/80 seg - 8 mm* - ISO 100

60 comentarios:

  1. Habiendo palabras, miles de palabras, estas se van vaciando solas...

    Examen de conciencia.

    Despues de leerte, en mis ojos se dibuja una "humanidad empalabrada por otra encallecida" quedó pues anclada mi conciencia en tus palabras y con ella el sentimiento de palabras y hechos vacios...

    quizá mañana...

    alousiles llenos de realidad

    ResponderEliminar
  2. Ñoco debería decir que con este texto y foto no solo emocionas y conmueves sino que cada vez escribes mejores post, pero decir eso sería algo cretino e hipócrita si pienso en el tema que te ha llevado a escribir, así que solo puedo decir, realmente ese anuncio no vale para nada!: "no ha sido fácil" y quizá no lo sea nunca. La foto es increible, el texto es increible, la historia no es fácil, la esperanza en las miradas, siempre. Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  3. Parece que posaba para ti, inmóvil cual maniquí. Tiene además un "aire" a Walter Mattau.

    Abrazo a las 12 y dos.

    ResponderEliminar
  4. Mi hijo me preguntaba el otro día que le explicasee una metáfora y, en cuanto he visto esta foto, es la primera palabra que se ha venido a mi cabeza.

    ¡Dios! es una metáfora perfecta de la sociedad donde estamos viviendo...

    Besetes,

    PD: Me pregunto si él sabrá dónde está sentado, qué hay tras él...

    ResponderEliminar
  5. PRECIOSA FOTO Y UN TEXTO MUY SIGNIFICATIVO...QUIZÁS MUCHAS VECES SEAN LAS 10 Y 10 PARA MUCHOS DE NOSOTROS...CREO QUE EL PERRÓ SE RESIGNÓ A ESPERAR CON NOSTALGIA MEJORES TIEMPOS...
    FANTASICA ENTRADA. UN ABRAZO.

    www.agbarranco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Que imagen mas triste y que palabras tan llenas de humanidad...dediquemos un ratito a pensar.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Si mi pensamiento de hiciera palabra, serían las tuyas.
    Si mis ojos quieiseran ver, sería tu imagen.
    Si mis sentimientos tuvieran forma sería este post.

    Te dejo la inocencia perdida y la culpa escondida dentro de dos, tres o mas... besánganos.

    ResponderEliminar
  8. Las diez y diez, veinticuatro horas después, cuarenta y ocho horas más tarde y así sucesivamente. El mismo tiempo que pasa y por mucho que pase Él sigue siendo fiel, fiel a su perro (y viceversa)...fiel a su dignidad.

    Te dejo VolVoretas de compañía.

    ResponderEliminar
  9. Así parecemos estar muchas veces, habitantes de una pensión multiestrella, como esperando que nos llegue la hora...

    Muy buen post y muy acorde tus palabras para darle a la imagen un sentido que hace visible lo invisible...

    ResponderEliminar
  10. Cuando el tiempo es plano, la mirada ausente, el gesto inmóvil, y el mundo transcurre indistintamente a cámara lenta o rápida, somos capaces de ver durante minutos como cae una pluma de paloma o contemplamos como en una décima de segundo ha sucedido la noche al día nuestra mente mente hace tiempo que sobrepasó sus humanos límites.

    ResponderEliminar
  11. Siendo una fotografía magnífica por lo terrible que representa, es tu texto el que me ha emocionado.

    ¿Qué le podrías decir para confortarle? ¿Que vamos a cambiar el mundo? ¿Que va a ser todo mejor?

    Quizás sea mejor no decir nada y cargar con la vergüenza de que vivamos un mundo así.

    Dale esas monedas. Quizás ese instante sea un poco más feliz y su fiel amigo, ese perro fiel, sonría.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El cristal de la opulencia, a sus espaldas, cerrado y escondiendose de sus propias palabras: "ha sido muy fácil", "pensión multiestrella"... palabras que resultan vanas a tan solo un palmo de donde las escribieron.
    Y ahí pasamos todos, frente a esa doble realidad, la de las promesas, y la de las incumplidas, y nos vamos con la misma cara de perplejidad del señor, o tan resignados a nuestra suerte como la de su perro.
    Tanto encierra una escena que supera el instante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Fantástico tu blog. Tus fotos son excelentes.
    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  14. La hora sonriente, le dicen. Siempre me he preguntado porqué. Me parece tan triste ver todos los relojes parados a la misma hora, como si se hubiera parado el tiempo. Como ese perro inmóvil y ese sombrero y ese bigote. Todos inmóviles y parados.

    ResponderEliminar
  15. es real?

    parece una figura de cera... esta increible la toma con cada detalle al rededor, es que eres un experto en esto!

    me encanta visitarte.

    Un abrazo y bonito finde!

    ResponderEliminar
  16. Que vergüenza para nuestros pueblos que seres humanos no se merecen ni siquiera el ladrido de un perro. Hemos creado una sociedad insensible ante la necesidad y el dolor humano, y eso jamás podremos perdonarnos a nosotros mismos.

    Mientras las democracias liberales luchaban por la propiedad privada, millones de excluidos del sistema político, económico y social, padecían hambre y necesidades sin los servicios más básicos, después nos preguntamos porque aparecen lideres mesiánicos y populistas en nuestras naciones.

    Me impacto la foto y la fidelidad del perro que es solidaria hasta en la misma miseria humana.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Lo malo es que no sé qué palabras decirte, y eso (créeme) es muy difícil...

    Besicos

    ResponderEliminar
  18. Las diez y dies... y sin vender una escoba.... Tremenda la foto.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. -Atrapado y sin un perro que me acompañe.Y sin nadie que me diga palabras vacías.Sin nadie-
    La única diferencia con los demás es la ausencia de máscara que lo disfraze( y la compañía fría del dinero)
    Abrazos de otoño

    ResponderEliminar
  20. ¿ Hasta cuando seran las diez y diez?
    ¿Hasta cuando permanecera ahi sentado?
    ¿Hasta cuando aguantara el perro sin gruñir?
    De momento, siguen siendo las diez y diez... y a nadie parece importarle. Exceto a ti, querido Ñoco.
    Solo tu podias captar tan conmovedora y real imagen. Solo tu, podias gritar con tus versos.
    Sensacional amigo mio. Realmente bueno.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar
  21. Imagen tremenda que tu ojo sensible ha captado. Palabras sentidas y sensibles, como no podia ser menos viniendo de ti.
    Hermosa y triste es esta entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. En las diez y diez es un buen lugar y un buen espacio para quedar y observar,...


    ...limpios de cuerpo, de gesto y alma.





    He vuelto a leer en uno de los magníficos comentarios que te arropan, la palabra confortar.



    ...esa palabra también tiene hora propia.






    Un beso para tu hermosa casa Ñoco.



    Un abrazo especial para ti.




    B.N.C.Ñ.L.B.

    ResponderEliminar
  23. Lo que habría que preguntar a ese señor cómo de fácil ha sido el llegar a esa situación de las diez y diez.(Y que el reloj está disponible en modalidad de señora y caballero.)

    Me intriga lo que comió y el punto de luz de la botella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Las diez y diez y la Pensión sin parada, ni fonda..........Es genial tu foto y tus palabricas,si señor....... Besicos,Ñoco.

    ResponderEliminar
  25. HAs captado una interesante escena.
    ¿Sabes por que todos los relojes de la publicidad siempre marcan las 10 y 10?? dice que es por que la forma de las agujas se asemeja a una sonrisa
    sera por eso?
    lo sabes?
    saludos

    ResponderEliminar
  26. la foto excelente!!! pero las palabras que has ilvanado conmueven hasta la médula

    ResponderEliminar
  27. La fotografia habla por si sola.
    Perfecta.

    ResponderEliminar
  28. Es un contrasentido. Publicidad de una entidas bancaria enmarcada detrás del personaje principal. Buena foto. Un abrazo, ÑOCO LE BOLO.

    ResponderEliminar
  29. Atrapado en el dilema, en tu misma reflexión, atrapado en la cobardía que me ampara bajo el "¿qué puedo hacer yo?", a veces incluso en el endeble escudo de una indiferencia mal, muy mal fingida...

    Y la constatación, triste la mires por donde la mires, de que el perro es mil veces más humano que nosotros, que supuestamente somos capaces de amar de verdad...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Ñoco, en éste caso, y espero que no te ofenda: Tú fotografía vale más que mil palabras.... y eso que las tuyas son de "suspiro".... Un beso, grande, como tú :)

    ResponderEliminar
  31. Desde un ángulo social, has hecho una foto genial para desmenuzarla.
    Y como puro arte fotográfico, congelaste un momento perfecto.
    Es siempre un lujo visitare...fíjate que recuerdo ahora mismo, mientras escribo, montón de imágenes que te he ido viendo en estos meses...

    Un abrazo grande y dulce

    ResponderEliminar
  32. Acuerdo con Raul....habla solita, solita...y hay que mirarla para oirla:)
    Como dice alguien que conozco, "con la mirada atenta...."
    Que placer amigo. Un abrazo.
    /\Namaste

    ResponderEliminar
  33. El cartel de la pensión MULTI ESTRELLA es el toque más surrealista que se le puede dar a la foto, es total.

    Está muy bien, quizás demasiados elementos (para mi gusto).

    El que definitivamente me sobra y me la hace pelín cargada es el carrito de la compra, aunque entiendo que forma parte del único global humanitario del equipaje-rodante.

    Un beso, Ñoco

    ResponderEliminar
  34. Yo, aquí, lo que diga Frabisa (más o menos).

    ResponderEliminar
  35. Tremendo texto Ñoco, la foto... perfecta. Muy buena. Abrazos

    ResponderEliminar
  36. uma foto magnífica, que nos prende o olhar
    um beijo

    ResponderEliminar
  37. Dios mío, no doy crédito. ¿Es una foto real? -ya sé que sí :)- es que parece un fotograma de cine!!! Él tan limpio, arregaldo, perfecto, posador, con todo tan ordenado, bien colocado, impoluto. Impresionante imagen e impresionantes palabras, ñoquito. Estoy muy orgullosa de todo ese gran talento suyo. Mil besos admirados

    ResponderEliminar
  38. atrapado
    en un tiempo que ya ha dejado de pasar

    a partir de ¿qué?
    ¿cual sera ese momento?
    ¿por que habra sucedido?

    ResponderEliminar
  39. hasta las palabras vacías pueden llenar huecos..

    ResponderEliminar
  40. "Que estés ahí ya es suficiente castigo"... Palabras infinitamente rotundas.
    Lo has vuelto a hacer ... me has dejado conmovida y sin saber qué decir. Si necesitas palabras vacías puedo decir unas cuantas pero yo preferiría dejarte en esta ocasión mi callada presencia.
    Espero que ésta te acompañe.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. ...ssshhh...dime entonces qué tengo que hacer pa' que Goog me avise, porfi, que es la 2ª ves que me lo dices y no sé sino lo mínimo acerca del blog...

    ...ssshhh...besos...

    ResponderEliminar
  42. La perfección de la foto, la ternura del texto, siempre consigues el "cum laude" con tus publicaciones.
    Un bico

    ResponderEliminar
  43. Que placer volver y encontrarme como en casa. Sigue esa amalgama de música, imagen y letra.
    Nada más que agregar al texto. Se siente y bien.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  44. Somos muchos los atrapados a las diez y diez...los que están ahí junto a su perro, y los que no hacemos nada...
    Emocionante y bella entrada. Ya de por si la fotografía dice mucho...

    Un besote grande

    ResponderEliminar
  45. e com a beleza desata imagem desejo um bom fds

    ResponderEliminar
  46. Escrito con el corazón.Yo no les echo monedas.Los miro a los ojos(ellos me los dan siempre).Y me es difícl mantener la mirada.Hay tantos en mi ciudad que casi no hay huecos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Ñoco, aunque sean relatos tristes, a mí me gusta acompañarte aunque sólo sea unos segundos.Debo irme.
    Bicos

    ResponderEliminar
  48. Beautiful and Fantastic shot !! Loved the Words too !!Unseen Rajasthan

    ResponderEliminar
  49. Vuelvo porque entré a ver si habías puesto algo nuevo, repasé los comentarios y veo que puse "ves" donde tenía que poner "vez"...(demasiado cerca la "s" y la "z"...deformación profesional mi aclaración)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Genial esa fotografía, cargada de detalles.

    El texto eriza la piel, quízas si él te pudiera leer... podría contarte porque un día su reloj se le paro a las diez y diez. Y te regalaría una de sus mejores sonrisas.

    Besos desde mi puerto.

    ResponderEliminar
  51. Foto e texto fantásticos. Poesia urbana que retrata a real emoção dos fatos do quotidiano. Abraço

    ResponderEliminar
  52. Uma imagem 'forte' que nos transmite a vida de muitos nos grandes centros urbanos... Um título muito bem escolhido. E um texto que reforça ainda mais tudo o que a imagem nos transmite...
    Boa semana.
    AA

    ResponderEliminar
  53. Si tuviese un poco más de aire por donde el carrito sería perfecta, es una foto con buena luz, un encuadre que cuenta una historia, pero además está tan bien compuesta la escena que parece preparada.

    Es genial. Me llama la atención la pulcritud del hombre, su atuendo un poco fuera de época, el chaleco, el sombrero, los pantalones con vuelta y los papeles para no manchar nada... Es una maravilla, de verdad.

    Besos, Ñoco, me voy poniendo al día.

    ResponderEliminar
  54. Una mirada triste perdida en el tiempo ...
    Magnifica la foto, un istantaneo para se guardar por toda la vida.

    Un beso visible. ;)))

    ResponderEliminar
  55. De las cosas más preciosas que te he leído ÑOCO.
    Quizá ese hombre no sepa nunca, que alguien le ve, sin verlo y le siente sin decírselo, pero le siente... Sólo eso, puede que sea de las muestras de afecto más sinceras que nadie le haya dedicado a él y a su fiel amigo.

    Hoy casi todo el mundo caminamos sin mirar y ni tan si quiera nos sentimos culpables por ello, como tú. Eres un amor, Ñoco.
    No le harás dado nada que él haya percibido, pero nos lo has dado a nosotros por él. Mañana, le daré unas monedas extra a alguien que también suelo ver así, por ti y por mi. ;-)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  56. No hay palabras, no hacen falta en esta foto. Tu trabajo es inmenso y me gusta por lo que captas, defines y escribes.Te seguire a partir de ahora. Un beso.

    ResponderEliminar
  57. Una foto impresionante y el relato es tremendo, lograste transmitir el desasosiego del que pasa todos los días y ve la misma escena, como congelada, igual que el reloj y sigue de largo, hasta le da vergüenza dejarle unas monedas.
    No dejes de escribir, tus textos son tan elocuentes como tus imágenes.
    Un abrazo y gracias por compartírmelo.

    ResponderEliminar


...........................
· algial@gmail.com