2/2/10

344 - Atar al mar





quiso amarrar al mar…
y ahora... resignada
sólo podía dejarse mecer en él

con esmeraldas sonrisas de sirenas bífidas
jugando al escondite con unicornios rojos equinos
entre algas de extravagantes nombres verdeazules

… sólo podía dejarse mecer en él
… capturando sus suspiros

>·<

y nadie jamás le había contado que el mar no tiene límites

que limita al norte con el mar
y con el mar al sur… al este con el mar
y también con el mar... al oeste

que se funde con el cielo hecho mar, por su reflejo

y que permite la existencia de la tierra,
sólo para que tú lo mires




:::Post 344 - CR 070/100202 – Atar al mar
:::foto: 100112-A2457-Atar al mar-Benicarló-Castellón
:::Canon EOS 50D+18-200mm - f/8 - 1/320 seg - 80 mm* - ISO 100


69 comentarios:

  1. Ñoco, yo ya no diré nada, por que claro, a ver quién es el valiente que ·rompe· tu silencio? Eres símplemente genial, y te admiro, te guste o no que te lo diga.... Me quito el sombrero un día más, y me levanto y te aplaudo, y me quedo como dios, uf! :) Besos, muchos, i petons també.... Gracias por lo que nos regalas!

    ResponderEliminar
  2. Si uno le pone límites al mar se los pone a si mismo :)
    Me gusta que una cuerda en el mar te aporte algo positivo, el océano está en ti, si :)
    Un abrazo lleno a rebosar de florecillas de acebo :))

    ResponderEliminar
  3. 250 palabras + ó -2/2/10 17:10

    Aquí en la isla
    el mar
    y cuánto mar
    se sale de sí mismo
    a cada rato,
    dice que sí, que no,
    que no, que no, que no,
    dice que si, en azul,
    en espuma, en galope,
    dice que no, que no.
    No puede estarse quieto,
    me llamo mar, repite
    pegando en una piedra
    sin lograr convencerla,
    entonces
    con siete lenguas verdes
    de siete perros verdes,
    de siete tigres verdes,
    de siete mares verdes,
    la recorre, la besa,
    la humedece
    y se golpea el pecho
    repitiendo su nombre.
    Oh mar, así te llamas,
    oh camarada océano,
    no pierdas tiempo y agua,
    no te sacudas tanto,
    ayúdanos,
    somos los pequeñitos
    pescadores,
    los hombres de la orilla,
    tenemos frío y hambre
    eres nuestro enemigo,
    no golpees tan fuerte,
    no grites de ese modo,
    abre tu caja verde
    y déjanos a todos
    en las manos
    tu regalo de plata:
    el pez de cada día.

    Aquí en cada casa
    lo queremos
    y aunque sea de plata,
    de cristal o de luna,
    nació para las pobres
    cocinas de la tierra.
    No lo guardes,
    avaro,
    corriendo frío como
    relámpago mojado
    debajo de tus olas.
    Ven, ahora,
    ábrete
    y déjalo
    cerca de nuestras manos,
    ayúdanos, océano,
    padre verde y profundo,
    a terminar un día
    la pobreza terrestre.
    Déjanos
    cosechar la infinita
    plantación de tus vidas,
    tus trigos y tus uvas,
    tus bueyes, tus metales,
    el esplendor mojado
    y el fruto sumergido.

    Padre mar, ya sabemos
    cómo te llamas, todas
    las gaviotas reparten
    tu nombre en las arenas:
    ahora, pórtate bien,
    no sacudas tus crines,
    no amenaces a nadie,
    no rompas contra el cielo
    tu bella dentadura,
    déjate por un rato
    de gloriosas historias,
    danos a cada hombre,
    a cada
    mujer y a cada niño,
    un pez grande o pequeño
    cada día.
    Sal por todas las calles
    del mundo
    a repartir pescado
    y entonces
    grita,
    grita
    para que te oigan todos
    los pobres que trabajan
    y digan,
    asomando a la boca
    de la mina:
    "Ahí viene el viejo mar
    repartiendo pescado".
    Y volverán abajo,
    a las tinieblas,
    sonriendo, y por las calles
    y los bosques
    sonreirán los hombres
    y la tierra
    con sonrisa marina.
    Pero
    si no lo quieres,
    si no te da la gana,
    espérate,
    espéranos,
    lo vamos a pensar,
    vamos en primer término
    a arreglar los asuntos
    humanos,
    los más grandes primero,
    todos los otros después,
    y entonces
    entraremos en ti,
    cortaremos las olas
    con cuchillo de fuego,
    en un caballo eléctrico
    saltaremos la espuma,
    cantando
    nos hundiremos
    hasta tocar el fondo
    de tus entrañas,
    un hilo atómico
    guardará tu cintura,
    plantaremos
    en tu jardín profundo
    plantas
    de cemento y acero,
    te amarraremos
    pies y manos,
    los hombres por tu piel
    pasearán escupiendo,
    sacándote racimos,
    construyéndote arneses,
    montándote y domándote
    dominándote el alma.
    Pero eso será cuando
    los hombres
    hayamos arreglado
    nuestro problema,
    el grande,
    el gran problema.
    Todo lo arreglaremos
    poco a poco:
    te obligaremos, mar,
    te obligaremos, tierra,
    a hacer milagros,
    porque en nosotros mismos,
    en la lucha,
    está el pez, está el pan,
    está el milagro.

    Pablo Neruda - Oda al Mar.

    ResponderEliminar
  4. hermosa foto y bellas palabras para liberar la mente.

    ResponderEliminar
  5. "NOCTURNO"

    Ya es de noche. Ya no puedo
    seguir hablándote. Basta.
    No hay corazón. Suena el mar.
    Mi sangre de un golpe calla.

    Una música me abre
    sus mil alas y secretos;
    una música me puebla
    y ya casi no me siento.

    Ya no siento la maciza
    presencia que llamo cuerpo.
    Siento el mar, tan sólo el mar,
    ese mar siempre latiendo.

    No, ya no puedo, no puedo
    escuchar mi sentimiento;
    hablarte como si fuera
    yo, y no la noche, quien tiembla.


    (Gabriel Celaya)

    ResponderEliminar
  6. Beautiful shot and nice words !!Thanks for sharing..

    ResponderEliminar
  7. atar el mar
    como si fuera posible unir
    dos tierras separadas
    dos almas divididas

    exquisita combinación de texto e imagen

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Bueno Ñoco, tengo que decir que esta foto me deja... no sé... es de esas que mira que se nos podía ocurrir a cualquiera pero que no la hacemos porque parece simple. Vas tu y la sacas y nos la enseñas y de simple no tiene nada. Si de paso la acompañas de bellas palabras pues ya te queda una entrada de lujo para tu cristal rasgado, que no roto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. renaciendo2/2/10 19:50

    Y no se ahoga en él,ella que solo quería ahogarse,desaparecer o sencillamente lavarse,quitarse todo el lastre que le dejó la vida.Pero su purgatorio fue dejarse mecer.

    ResponderEliminar
  10. Si el mar pudiera atarse perdería toda su magia.

    ResponderEliminar
  11. "Al pasar la barca me dijo el barquero
    las niñas bonitas no pagan dinero
    yo no soy bonita ni lo quiero ser
    ¡arriba la barca una dos y tres!"

    El mar no dejarán que le amarren, por eso yo quiero la cuerda para saltar, jugar, divertirme y ser, aún, un poco niña...

    Besánganos en alta mar.

    ResponderEliminar
  12. En mi caso fué la mar quien me ató a mí...
    Mas concretamente la Mar icruz

    ResponderEliminar
  13. Atardece.
    La cuerda flota y espera.
    Que se anuden nuestros cuerpos, que giman las olas, que las algas dancen.

    Less is more.

    ResponderEliminar
  14. Lo has vuelto a hacer ...
    Sin aparente esfuerzo has construído una historia enternecedora llena de fantasía y emotividad.
    Imagen y palabras llenas de belleza. Creatividad a raudales.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  15. Qué foto más sencilla y qué linda, me gusta, si señor, tiene un punto.

    un bico

    ResponderEliminar
  16. me GUSTA LA TOMA...TE FELICITO...ES SIMPLE PERO PRECIOSA LA FOTO...LIMPIDA, NITIDA, Y MUY BUEN ENCUADRE...EL TEXTO MAGNIFICO...UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  17. Muy bien dividida la toma con el cabo,buen ojo¡¡

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. PLas, plas, plas...genial y fantastica...el mar lo llena todo de belleza.

    La foto tambien es muy bonita.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. La foto es la mar de bonita y el texto... ¿en qué estarías pensando para pensar en atar el mar?

    ¡Bah... tonterías de críos!

    ;)

    ResponderEliminar
  20. Esa maroma ¿Es con la que te has ayudado para extraer los metales con que has aleado las alhajas que forman tus palabras?
    El mar no tiene límites, nosotros sí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¿Y dónde estaba yo que me estaba perdiendo esto? uf! Soberbio!! La foto es única pero junto con tus palabras hace aún más necesario el mar en nuestras vidas... afortunados somos los que lo olemos a diario ;-). Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. Ñoco tu creatividad es GRANDE. Me asombras con cada entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Llevo un día muy raro... será que no solo el mar tiene límites?

    Besicos

    ResponderEliminar
  24. Ñoco, te lo digo de una vez... má si, yo me tiro!!!! el mar es uno de mis lugares favoritos...

    ResponderEliminar
  25. Esta bella foto y tan bello poema me recuerda que antes que el Espíritu de Dios le ordenara al orgulloso mar, que no podía salirse de su orilla, este mar hacia lo que le venía en gana.

    Pero llego el Espíritu de Dios que flotaba sobre el aire y andaba sobre la mar y le puso limite a ese alter ego del poderoso mar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Una simbiosis perfecta entre la imagen y el texto.

    Al RAM_ ed tanibo


    Besos, Ñoco.

    ResponderEliminar
  27. Si es que lo que no puede ser, ¡no puede ser! y además es imposible. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. el mar, la mar como dicen por aqui con cariño los marengos... es como la fotografía, algo sin limites.

    saludos

    ResponderEliminar
  29. Ancha y grande la mar,
    de poniente a levante
    todo es agua a la vista.
    Tan grande, que la tierra
    queda pequeña a los pies.
    Es la visión que tuve
    al ascender por primera vez
    a los Castillejos de Nerja.

    Como siempre, tus letras hacen honor a tus fotografías.
    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  30. Me encanta esta fotografía.
    El poema, precioso.

    Un abrazo. Elsa

    ResponderEliminar
  31. bella fotografia y muy bellas palabras, saludos

    ResponderEliminar
  32. Mas só se a vida fluir sem se opor
    Mas só se o tempo seguir sem se impor
    Mas só se for seja lá como for
    O importante é que a nossa emoção sobreviva
    E a felicidade amordace essa dor secular
    Pois tudo no fundo é tão singular
    É resistir ao inexorável
    O coração fica insuperável
    E pode em vida imortalizar

    Paulo Cesar Pinheiro
    Espetaculr pormenor! Abraço

    ResponderEliminar
  33. Parece-me uma cobra de água. Gosto.

    ResponderEliminar
  34. ¡¡Cómo se nota ÑOCO, que la belleza, llama a la belleza!! ;-)

    ¡¡Anda que no te han colgado cosas bonitas a tu preciosidad en los comentarios !!

    Pero ...¿¿Quien ha sido tan ingenuo de pretender atar el mar??
    ¡¡Después del cielo, lo más azul e inmenso que nos rodea!!
    Me ha encantado lo de los unicornios...
    ¡¡Siempre me han encantado los unicornios y las sirenas!!

    Mira te dejo...MI UNICORNIO AZUL

    Tú atadura, parece una culebra flotando...Pero inofensiva...Las hondas son muy suaves...¡¡Precioso ÑOCO!!

    Por cierto...
    ¡¡Mira que soy tonta, si tú mismo dices que res de Cantabria aquí!! ja,ja,

    Muchos besos y buen día.

    ResponderEliminar
  35. El hombre y el mar, siempre en lucha siempre intentando controlarle.
    Una entrada para la reflexión. Me gusta
    un abrazo

    ResponderEliminar
  36. A veces los límites son excusas mentales que nosotros creamos para justificarnos.... hermosa reflexión
    Abrazos

    ResponderEliminar
  37. Poner puertas al campo, atar al mar, escupir al cielo, ocultar el sol...

    Labores inútiles, esfuerzos en vano contra la libertad.

    ResponderEliminar
  38. atar o mar...belo pensamento! mas ele não deixa, tem vida própria! bela a foto e texto

    ResponderEliminar
  39. Combinacion perfecta de texto e imagen.

    ResponderEliminar
  40. yo una vez tan bien lo intenté...
    no pude

    un beso mojado

    ResponderEliminar
  41. ... y resignada optó por jugar a la comba con el mar, entonces las olas, que estaban ausentes en la foto, enseguida secundaron tan buena idea y regresaron ;-) me encantó el texto, se mecían las líneas ante tu imagen con delicadeza! un abrazo!

    ResponderEliminar
  42. imensa e bela esta imagem.
    obrigada pelo tratamento da imagem
    como consegue aumentar o tamanho da foto no blog?
    um beijo

    ResponderEliminar
  43. Los hombres somos algo de arcilla que desea
    y que un día de sol, cerca del mar,
    casi tocando el mar,
    se detiene, se echa
    para morir, y el decorado sube.

    Besos de sal, mi Ñoco :)

    ResponderEliminar
  44. Ups, lo olvidé... Antonio Gala es el autor de los versos. Besos

    ResponderEliminar
  45. Hoy me permito una visita po esta tú casa. Sorprendida y feliz por el hermoso encuentro disfruto viendo las fotos y los hermosos testos.
    Te mereces un regalo ¿Qué te parece un rayo verde?
    Saludos A.Cris

    ResponderEliminar
  46. MartinAngelair6/2/10 6:41

    Qué maravilla!


    ...siempre pienso en verde cuando es mar.





    Siempre pienso a P.M. en tu casa.





    B.D.C.Ñ.L.B.



    Besos fuertes en tu casa.

    ResponderEliminar
  47. El mar son palabras mayores.A mi me hace desaparecer.Lo añoro y más ante tu bella metáfora
    un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Eres un "artista". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Fantástica composição (foto+poema).
    Abraço.

    ResponderEliminar
  50. Inmensa imagen, veo muchas cosas, mi imaginación se desborda.

    ResponderEliminar
  51. ¿ Es que el mar puede atarse ? Esta imagen me ha cautivado. Es tan sencilla, y a la vez tan llena de todo... Tus versos,¿qué decir? acompasados, serenos, bellos. Mil + todos los imaginables!!!

    ResponderEliminar
  52. está esa cuerda ahí,
    sobre el mar que tú consigues de un azul profundísimo
    y a mí me hace pensar en la cuerda para salvar,
    la que se lanza, nos lanzan,
    y no somos capaces de que la alcancen,
    no somos capaces de alcanzarla tampoco

    ahogados todos nosotros en el gran mar de la vida

    ResponderEliminar
  53. Es cierto, a veces parece que la tierra existe solo con la finalidad de servir de soporte para poder admirar el mar.

    ResponderEliminar
  54. tengo alguna foto similar, en el puerto de Setubal, me ensimisme con el agua... bonita
    saludos

    ResponderEliminar
  55. El mar nos ata a nosotros. Me ha recordado aquella canción de 'Radio Futura'. Vaya una idea de tirarse al mar... Ja ja ja. Pues eso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Para empezar la foto es evocadora, como pocas.
    Y lo bonito de mar es que parece no tener límites aun teniéndolos, porque es infinito ante nuestros ojos. Para mí es la mayor expresión de libertad que podemos percibir, por eso me encanta sentarme a mirarlo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  57. Muy ingeniosas tus letras.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  58. Otra día que me tienes or aquí disfruntando de tus letras...

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  59. No se puede atar el mar ni se puede embotellar el aire pero qué bonito es soñar que sí, que te gustaría hacerlo, porque tu amor está allí, disfrutando del vaiven de las aguas bailando con el viento.

    Te dejo VolVoretas "soñadoras".

    ResponderEliminar
  60. Descubro tus palabras abriendo enlaces y... son muy hermosas. La foto perfecta.
    Leeré con calma todo lo que has guardado aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  61. Gracias por tu comentario, me gusta tu blog y voy a seguirte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  62. Hola, a mí el mar me tiene atada a su horizonte donde imgino empieza el mundo de la fantasía y donde se cose al cielo para que las sirenas no se precipiten al abismo.

    Una imagen con mucha textura de mar para un poema evocador.

    Un beso, Ñoco

    ResponderEliminar
  63. Es genial en su simpleza, ¿a quién se le puede ocurrir hacer una foto así?, a Ñoco.
    En cuanto al texto, ¿qué decir?, sería un error intentar amarrar algo inmenso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  64. Como cuando de pequeños intentábamos retener un puñado de agua en las manos, o como cuando nos empeñamos en defender una mentira... No se puede sostener lo insostenible.

    Besos con atraso.

    ResponderEliminar
  65. quiso amarrar al mar…
    y ahora... resignada
    sólo podía dejarse mecer en él.

    WOW, tanto para el texto como para la foto!

    ResponderEliminar
  66. hola, muchas gracias por tu visita ;))
    me encanta esta foto da unas ganas increibles de meter la mano en MAR que como bien dice mi querida haideé si le pones limites al mar te los pones a ti mismo .
    encantada de encontrarte

    ResponderEliminar
  67. Fantástico.
    Um abraço.

    ResponderEliminar


...........................
· algial@gmail.com