20/6/16

728 - Gila



Estaban desconcertados. Todos y cada uno tenían una misión, una misión única, unívoca, intransferible.

Toda la preparación recibida a lo largo de unos penosos meses de instrucción estaba en un tris de no servir para nada. De momento, ninguno se atrevía a confesar su fracaso.

Todas sus esperanzas, esperanzas que uno a uno se guardaban para sí,  radicaban en que otra persona, un desconocido, tuviese mejor memoria que ellos.


En el otro lado, una persona estaba a punto de marcar un número de teléfono. Si se producía esa llamada, estarían salvados. 
La guerra podría continuar… a su aire.


· · ·
728·CR263·160620 · Gila ©2016  
715'150521-050-San Petersburgo-Soldados-w ©2015
· · ·

Miguel Gila                           ···                  ¿es el enemigo?



44 comentarios:

  1. Dedicado a Miguel Gila,
    por todas las sonrisas que nos viene arrancando,
    pese al transcurso de los años.

    ResponderEliminar
  2. Nice composition...and black and white really works well here. Adds grittiness to the shot...

    ResponderEliminar
  3. Muy buena imagen, amigo... Y es cierto, sin Gila habríamos estado perdidos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que Gila cogió su teléfono e hizo esa llamada !!!

    Vaya momento en que has "capturado" a estos cuatro soldados, eh, jeje

    Un abrazo, ñOCO.

    ResponderEliminar
  5. Tremenda imagen.
    Estos soldados son gente corriente.
    Y, llegado el momento, pueden ser verdugos. Verdugos de otra gente corriente.
    Quizás los ejercitos sean necesarios todavía, quizás siempre lo serán. Quizás los ejercitos ya no son lo que eran. Quizás.
    El objetivo de su trabajo, el fin último, sigue siendo el mismo.
    Abrazos, Ñoco

    ResponderEliminar
  6. La composición y el procesado sensacionales.
    Curiosos personajes y situación, perdidos en la ciudad, como un grupo más de turistas, si parece un guión del genial Gila.
    Un fuerte abrazo, ñOCO

    ResponderEliminar
  7. Entrañable Gila, se le echa de menos, fue de los buenos por no decir el más grande. La foto es magnifica, bien me podría recordar a los cuatro mandatarios que tenemos en cabeza y que parece ser que después de un descanso de no se cuantos meses vuelven a las trincheras, para ofrecernos lo que no capaces de cumplir. La paz en una guerra sin sentido.

    Un abrazote y enhorabuena por la fotografía, es realmente excelente.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta la captura, aunque hecho de menos el color rojo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Buena y divertida. No he podido evitar la risa y no sólo por la fotografía, sino también por esa referencia a Gila y su celebre teléfono negro de sobremesa de los que conservo uno en perfecto estado de funcionamiento.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Uma branco e preta genial! Uma cena típica de filme cômico...
    Feliz semana!
    Um beijo

    ResponderEliminar
  11. - Oiga, ¿es el enemigo?
    - Que se ponga
    - Que digo que por qué no paramos un rato la guerra, que no he almorzao.
    - Vale, luego seguimos.
    - Adios.

    Me has hecho sonreir y eso que los soldados rusos no dan mucha risa, precisamente.

    Gracias.!!!

    ResponderEliminar
  12. Jeje!La instantánea es genial, las caras de los soldados son un poema. Tanto el título como el texto son estupendos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un B&N excelente!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Desde luego que Gila se merece este homenaje y todos los que le echen. Un humor blanco, infantil incluso que nos ha quedado impreso en la memoria. Por cierto, ¿qué me dices del espía vestido de lagartera?:)))
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Está el enemigo???...joooo, qué buenos recuerdos!!!

    Muy buena la fotografía, mostrándonos tantas expresiones en esos rostros, y con un blanco y negro más que acertado para la ocasión...me encanta, lo sabes!!!

    Un fuerte abrazo, amigo!!! ;)

    ResponderEliminar
  16. La imagen es extraordinária y el homenaje al gran Gila merecidísimo, que como muy bien dices, por muchos años que pasen, sigue haciendonos sonreir.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. El título me ha encantado,me ha echo reír igual que Gila,bonito homenaje,si señor. La foto muy buena!!

    Saludos desde la rioja

    ResponderEliminar
  18. Pena que el cuarto soldado no este delante seria una versión surrealista de Abbey road.
    Grande Gila.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Un titulo cargado de ironía para una imagen perfecta en su byn y que muestra como al margen de la vida cotidiana existe otra mucho menos visible pero de cualquier manera, desgraciadamente presente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Si es que a algunos, cuando les sacan de su ambiente habitual...

    Bonita toma, ñOCO. Y divertida, sus expresiones no tienen desperdicio.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Pudiste captarlos en el momento oportuno, con sus gestos de incertidumbre, hartazgo, detrás de los cuales asomará el miedo, tal vez, o el arrepentimiento de haber seguido esa carrera.
    Un blanco y negro espectacular, Bolo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Como me gusta que tires de archivo y nos obsequies con fotos como esta, que lo tiene todo.
    Y el merecido homenaje al maestro Gila, su humor marcó nuestras vidas, haberlo visto en directo es uno de mis mejores recuerdos. Si llega a ver esta foto hace un chiste hasta de el muñeco de Michelin que sale en el semáforo.
    Reitero, me encantó la foto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Los cogiste en el momento crucial: "¿Cruzamos, desertamos, esperamos, acampamos, disparamos, nos vamos a casa?"
    Pobre gente, cuántas comederas de coco.
    Está total, Ñoco, eres un fiera...¡marchando arrrrr!
    Besos y sonrisas.

    (Y Gila, maravilloso siempre, aunque pase el tiempo)

    ResponderEliminar
  24. La foto genial...vaya momento que has captado y que B/N !!!!!

    un gran homenaje al genial Gila

    PsiAs

    ResponderEliminar
  25. Y al otro lado, sin perder comba, arriesgando su vida, estaba el gran el intrépido fotoperiodista Le Bolo inmortalizando la escena.

    Qué grande Gila, cuantas sonrisas y risas nos arrancó con su ¿hinocente? umor.

    tD1b, Ñoco.

    ResponderEliminar
  26. Preciosa dedicatoria, que comparto completamente, SIEMPRE GRANDE GILA.
    La fotografía evoca muchas emociones y pensamientos, tantos que me inclino por seguir haciendo homenaje a Gila.
    Un super abrazo ñOcO.

    ResponderEliminar
  27. Parece mentira, pero es de los pocos humoristas que le escuchas una y otra vez el mismo chiste o historieta y sigue arrancándote una sonrisa.Oportuno el momento de captar esta foto, los gestos de los soldados hablan por si solos, buen robado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. jaja peroooo ¡qué buenísima foto y aun más mejor interpretación de ella a lo Gila! ... sin duda un fantástico homenaje a este humorista, el único que convertía las guerras en algo tierno y entrañable. Sí, pobrecitos, se les ve tan jóvenes, perdidos y agotados que si las guerras dependieran de ellos seguro que no había;)

    Fantástica esta instantánea ÑOCO!

    Creí que en tu habitual cariño por los solsticios ibas hacerle un homenaje a este de verano que estamos pasando, pero ha merecido la pena ver esta fotografía a la sombra del blanco y negro coloreado de tu soleada imaginación ;)

    Un beso grandísimo, mi querido maestro minimalista ...del menos siempre más ;)



    ResponderEliminar
  29. Divertida. Gila, de los más grandes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Nunca he entendido la existencia de ejércitos y de armas, no veo la razón de su existencia. Veo a los militares y me inspiran miedo y rechazo.

    Gila siempre magnífico, igual que tu foto.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  31. ¡Genial! Gila siempre nos hará sonreír.
    Parece que andan algo despistados, los de la foto.
    ...//..no matan, pero desmoralizan...//..
    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Que Sría de nosotros sin Gila. Vaya la que has montado, la brillantez de tu toma por la naturalidad y frescura hasta el humor y los absurdos cotidianos. Eres genial.
    Me encanta el BN , de lujo.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  33. Feliz noche de san Juan, Ñoco.

    tD1b.

    ResponderEliminar
  34. Genial, Ñoco, una toma muy divertida. Excelente procesado.

    Esos soldados tienen toda la pinta de conocer al espía vestido de Lagarterana que se llevó el mapa del polvorín de Gila.

    La foto ya me ha hecho sonreír por sí misma, pero recordar a Gila, y sus guerras ha sido un plus.

    Los chicos parece que estén a punto de preguntarte por dóde cae la guerra. Angelicos.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  35. I wonder about what they are thinking !
    love that streetshot so natural

    ResponderEliminar
  36. Me gusta mucho la foto. Y opino que el virado a blanco y negro fue una buena decisión.
    Gila, risas inteligentes. Bonita manera la tuya de homenajearlo.
    -¿oiga, es el enemigo?
    -...
    -Que digo yo, ¿podemos parar la guerra? Sí, no me viene bien. Claro, mejor paramos para siempre.

    Un beso, Ñoco.

    ResponderEliminar
  37. Buena escena con la que has querido recordar a ese gran horista...tenr un buen sentido del humor es fundamental en la vida....que bien te ha quedado esta imagen von esa excelente edición de ByN.

    Besos

    ResponderEliminar
  38. "...Que de los seis cañones que mandaron ayer, vienen dos sin agujero..." jajajaja
    Tremendo Gila! y fantástico tú ñOCO. Los cuatro guerreros con aspecto de preocupación para cruzar de un lado a otro. El que lleva dos bolsas parece como si una fuera del que aparenta ser el lider. En fin una fotografia llena de detalles que dan para diez folios.
    Es que me encanta.
    Un fuerte abrazo !

    ResponderEliminar


  39. Este tipo era un "monstruo", como el lagarto...¿O fue al revés?

    [He visto muchos soldados pelagras, pero estos se llevan la palma.
    Con tan poco estilo que hasta el muñeco del semáforo lleva un plumífero y
    presenta mejor estética que ellos]

    De la fotografía no tengo duda alguna, de reportero de guerra; bélica se vea como
    se vea pues ahora comprendo el porqué de muchas guerras. De pelotón de castigo
    Una pena
    Eso

    ResponderEliminar
  40. Un genio. Buscaré en Youtube, porque lo tenía muy olvidado.

    ResponderEliminar
  41. An individual does not have a lot of influence in a large military machine.
    Serious men have facial expressions.
    Impressive photo!
    Regards

    ResponderEliminar
  42. La guerra, la peor de las tragedias que nos pueden ocurrir a los seres humanos, es la forma más errónea que disponemos los hombres para demostrar nuestra imperfección, es nuestra reiterada incapacidad de resolver nuestras diferencias por otros medios mucho más racionales y lógicos, mucho más humanos. El logro más elevado al que podemos aspirar, es llegar algún día a comprender y a concretar esta lúcida y profunda conclusión del cineasta, Ari Folman: “La guerra es terriblemente inútil”.

    ResponderEliminar

·>
·>

· algial@gmail.com