11/11/10

414 - Liquidámbar 60N en otoño



¡Tantas veces has llegado a mí! ¿Qué tienes de especial?

Llegas, cuando al calendario le han caído casi todas sus hojas, y tú te quieres llevar, también, las de los calendarios arbóreos, los que miden el paso de mi vida.

Tal vez sea el momento. Un momento más sensible que otros. Para mí. Para todos. Ya sé, lo veo, que has llegado a ellos, a L60N y a L60S. Como el año pasado… y los anteriores.

Ahora ya han crecido un poco. Eran gemelos, o como si lo fueran. Viajaron, a la vez, juntos, en el mismo coche. Cabían allí. Ahora ya son unos hombretones, si te lo puedo decir de este modo, Otoño, tú que me entiendes.

L60S, el liquidámbar 60 Sur, ha medrado más. Está en mejor tierra y por eso le llegas algo más tarde. Ahora mismo le has puesto sus hojas bailando al Sur, con sus amarillos, ocres y naranjas. Sin embargo, has visitado antes a L60N, el liquidámbar 60 Norte. ¡El pobre! Le tocó el peor terreno. Y no sólo eso, un huracanado Sur desgajó el pasado año su rama más alta. No se quejó. Ahora bailan, también, sus hojas… pero rojas ya. Ha pintado el suelo de sangre limpia y cálida donde el petirrojo mueve alguna, buscando algo de sustento.

Yo miro, al pequeño pájaro, como lo miras tú, Otoño. Ambos nos regodeamos con su actividad sonora que empapa nuestros oídos. Ya sé que sabes que juego con ventaja. Cuando tú te hayas ido, empujado por el invierno, él seguirá aquí, cantando para mí… como hoy canta para nosotros dos.

Sí, otoño recurrente. Llegas razonablemente puntual. Y te llevas, con la ayuda del viento, las hojas del fresno, de la catalpa, de la albicia… y también, las de los viburnos y de todos esos pequeños arbustos que alegran nuestras miradas.

Otoño. Me quedo con un recuerdo tuyo, él que arriba te muestro. Algún año, cuando regreses, si no estoy, nos encontraremos aquí. Apunta ya la dirección de este post. Por si acaso, te la pongo… http://cristalrasgado.blogspot.com/2010/11/414-liquidambar-60n-en-otono.html





◄ 414 ►
Liquidámbar 60 N en otoño • CR099/101111 ©
P414-CR099-410-101106-010-Liquidambar-v72 ©
Canon 50D/18-200mm • 1/60seg • f/5.6 • 90mm* • Iso 100

fotomontaje: dos planos de hojas de liquidámbar y tela pata de gallo
dedicado a los buscadores de otoños


64 comentarios:

  1. Me apunto la dirección, apunta tú la mía, para que llegues a mis otoños, también son rojos, ocres y dorados.

    Me has regalado, pero hace tiempo, dos palabras para recordar, sonoras y serenas: Liquidámbar y Albicia. Las repetiré durante el otoño para serenarlo.

    9s a dos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa fotografía,precioso diálogo otoñalespero que vuelva muchos años...y cuando yo no esté,que me esparzan entre sus hojas muertas.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues mira ya ves tu Ñoco, la foto me encanta pero esta vez me he quedado mas con el poema jejeje, muy bonito compa, un cordial saludo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  4. Qué bien bailan estas otoñales hojas rojas. También anoto las coordenas para encontrarlas el año que viene.
    Abrazos saludables

    ResponderEliminar
  5. Gracias ñOCO, me lo tomo como una eterna buscadora de otoños, gracias, que bonita carta, bueno, tendré que fijar algún sitio y lugar para cuando no esté yo, para que también me visite,..,
    gracias por esta colección de palabras tan magníficas (liquidámbar, fresno, tela pata de gallo, la catalpa, la albicia, petirojo y OTOÑO), ayudan a levitar :)
    Felisa

    ResponderEliminar
  6. Pues para no ser menos y como el otoño siempre me gustó, me apunto la dirección, esperando mantengas la mía a buen recaudo...
    A través de las hojas, desde esta vía, montones...

    ResponderEliminar
  7. Bonita conversación con el otoño, como la foto que la acompaña. Esa dirección ya no se olvida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola querido Ñoco,

    es una encantadora historia de los árboles individuales.

    y la única foto! ... la regularidad de la tela pata de gallo - un símbolo del ciclo perpetuo del año ... y las hojas maravillosa bañada por la luz, el símbolo de la belleza de un momento único del viento ...

    impresionante conocimiento de los árboles y plantas, el alma de un jardinero

    Me encanta este post muy! ¡Gran trabajo!

    Küsse
    isabella

    ResponderEliminar
  9. No sé que decir de esta foto. Me he quedado con la boquita abierta de par en par durante no sé cuantos minutos intentando que mi mirada se descosiese de la pantalla del ordenata. Joer, tío, esto es arte puro y duro. Y qué decir del pedazo texto que te has largado. Tío tu eres un poeta sin descubrir por el gran público.
    En serio, amigo, esto de hoy es sencillamente MAGISTRAL.
    Un saludo con la boquita abierta "entavia"

    ResponderEliminar
  10. Una maravilla este otoño que nos brindas. El texto es otra maravilla que complementa perfectamente la imagen. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí el otoño no me gusta nada. Me sabe mal llevar la contraria, pero es así. La foto impresionante, como siempre. Un abrazo, ÑOCO LE BOLO.

    ResponderEliminar
  12. Deliciosa e intensa fotografía y muy bueno el escrito con que la acompañas. Felicitaciones. Saludos cordiales.
    Ramón

    ResponderEliminar
  13. Estupendo montaje :) Gracias, porque yo me siento homenajeado también.

    ResponderEliminar
  14. Una oda preciosa al Otoño, que las hojas pintan de sangre el suelo....
    Tienes suerte de disfrutar el otoño,por aquí todavía es cálido y no hay árboles caducos, los caducos somos los que transitamos la ciudad llena de moreras (que podan despiadadamente)las palmeras erguidas,viejas y algunas enfermas por la picadura del maldito picudo rojo que se las está llevando a otros mundos, mientras la ciudad se llena de tipuanas y palmeras de Alejandría causantes de belleza pero trasmisoras de enfermadades para otros congeneres...
    Bueno me enrrollo y no veo como terminar...No releo, ahí va.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Sublime
    see
    you
    soon
    my friend

    ResponderEliminar
  16. Estupenda foto Ñoco me gusta mucho el procesado y el montaje, muy otoñal como el texto muy bien conjuntado todo.
    Nos tienes muy bien acostumbrados, saludos...

    ResponderEliminar
  17. Qué bonito Ñoco...

    Besicos

    ResponderEliminar
  18. Muy bello montaje. En Málaga tenemos dos liquidámbar, pero no toman tanto color otoñal.

    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  19. Hola Ñoco!!!...la fotografía me ha dejado boquiabierto...es especial...de lo mejorcito que he visto...una obra de arte, amigo!!!

    ...y el texto...en tu línea...un gran trabajo que da forma a un gran conjunto...enhorabuena y un abrazo!!! ;)

    ResponderEliminar
  20. Que imagen más otoñal nos regalas, con lo que me gustan!.
    [ya estaba yo poniendo la maquinaria a todo funcionar para enterarme de esos nombres tan futuristas, pero a tiempo pude relajarme]

    Veo que, además de fotografía, también sabes mucho de arbustos
    ;-)

    ... se está bien escuchando esta melodía y mirando la foto... dejando pasar unos minutos del otoño que compartimos.

    ResponderEliminar
  21. Muito bonita, Ñoco.
    Excelente trabalho.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  22. Que rojos tan hermosos, no sé que decir mas...
    magia de las hojas encendidas por el lejano verano

    ResponderEliminar
  23. Una fotografia excelente en su composicón y procesado, parecen que esas hojas rojas estan separadas por un cristal.
    una fotografia muy sofisticada un texto de los más original.
    nu doslusa.

    ResponderEliminar
  24. Dejaré que mis sueños se mezcan en el vaivén de viento y se sientan acariciados por el color rojizo de las hojas viejas.

    Me gusta esta foto. Tiene todos los matices del otoño, melancólico y cálido. El texto, como siempre, un gran acierto. Sabes encajar muy bien las palabras y las imágenes.

    Biquiños. Moitos.

    ResponderEliminar
  25. Qué bonito homenaje al otoño. Y qué bonita luz tiene la fotografía.
    Una entrada tierna y emotiva. Me gusta mucho, Ñoco.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Buenas noches, Ñoco:

    ¡Qué preciosa fotografía, con degradado de hematíes!.
    Aún se escucha el canto del petirrojo, que se mueve, inquieto, con sus pequeñas patitas y sus revoloteos.

    ¿Quién no ha tenido en otoño un favorecedor traje en tela pata de gallo?. ¡Qué bien le hubieran ido unas hojas -en miniatura- como complemento, en la solapa!.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar
  27. Bonita composición, un rojo precioso, me encanta el fondo.

    ResponderEliminar
  28. Has descrito el otoño con toda la grandeza del color y la palabra.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Ñoco, buena foto e inmejorable poema.
    Me gusta el rojizo de esas hojas sobresaliendo por encima de todo. Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Excelente y foto y mejores palabras!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Bela composição que tão bem retrata o Outono!!!

    Beijos,
    AA

    ResponderEliminar
  32. Bella historia, y más si te la explican alrededor de unos garbanzos con callos en un pueblo frío y montañoso. Hay comidas que dejan un inolvidable sabor de boca.
    K-ines desde muchos kms de distancia.

    ResponderEliminar
  33. cores estupendas!

    (uma excelente proposta para o desafio da semana do FLINPO).

    saludos.

    ResponderEliminar
  34. Preciosa entrada, me gusta el otoño, tal vez porque nací en esta estación hace ya muchos otoños, me encanta "algún día, cuando regreses, si no estoy..."
    Espero ver muchos otoños y regresar aquí.
    Preciosa fotografía, me gustan especialmente las relacionadas con el otoño.
    Un beso, Ñoco.

    ResponderEliminar
  35. a mi me gusta ese rojo de las hojas del liquidámbar...los otoños llegan a mi sin buscarlos!!!jjjj!!!
    Creía que esta era mi visita número 420 por lo menos...!debo haberme despistado!Menos mal que me has dado la dirección, así no me equivocaré más...

    besostres

    ResponderEliminar
  36. Fantástica entrada...las palabras sin comentarios y la fotografia maravillosa, muy buena, disfruto de ver y leer cada vez que entro...un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Ñoco, tienes el don de poner a trabajar mis oxidadas neuronas. Es que me tengo que concentrar para ver si capto lo que quieres decir ... Tal vez lo esté haciendo mal y lo que tendría que hacer es no intentar entender ... Es eso??
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  38. Qué colores y palabras!
    Un saludo,
    Encarna
    Me encanta la música de tu blog!

    ResponderEliminar
  39. La Quinta de Ribota16/11/10 13:16

    Los buscadores de otoño hemos tenido que salvar algunas dificultades para llegar a nuestro objetivo, ingerimos brebajes dulcemente ardientes con un ligero sabor a anis traido expresamente desde lejanas tierras y conjurado mientras en el fuego ardian lentamente "meigas e bruxas", nos hemos alimentado de carnes nobles y recuperado fuerzas inmersos en pucheros de verdes aromas y salvajes sabores...

    Quizá no hemos encontrado el otoño, pero si el otoño nos encontró a nosotros y nos recibió blanco en las cumbres, dorado en los bosques, con sedosas platas corriendo entre los arboles en una frenetica carrera hacia el fondo del valle...

    Sin embargo, los buscadores de otoño si han encontrado un pequeño pero valioso, el mas cálido, el mas dorado, el mas brillante, que se lleva en la memoria y queda grabado en el corazon…

    ;)

    alou

    ResponderEliminar
  40. El rojo intenso de las hojas te ha quedado fantastico, a mi, personalmente me gusta mas como está L60N que L60S, aunque imagino que L60S termine de la misma manera que L60N... el tiempo lo dira... mientras tu puedes disfrutar, digamos que doblemente, de un rojo intenso de otoño :)

    Trabajando capa sobre capa y sobre capa una, yo creo que ya tienes el truco pillado ;) ingeniosa esa pata de gallo al fondo dejando entrever algo mas de la imagen.

    Bien, muy bien, a ver para cuando me das un cursillo, porque yo no me entero ;)

    ...siles

    ResponderEliminar
  41. Un fotomontaje verdaderamente espectacular. Me ha recordado a los delicados y bellos diseños antiguos japoneses. Y que tendrá el otoño que nos incita al dialogo interior, me encanto nuevamente el texto!! Un fuertísimo abrazo!

    ResponderEliminar
  42. Me gusta mucho el liquidámbar y la foto te ha quedado preciosa. Me encanta el color.

    biquiños

    ResponderEliminar
  43. Yo creo que las capas las dominas sin necesidad de ninguna máscara. Hagas lo que hagas haces poesía.
    Besines

    ResponderEliminar
  44. Absolutamente impresionante... color rojo esperanza... me recuerda a mi cuento favorito: EL ÁRBOL ROJO, de Shaun Tan.
    ABrazos de otoño y besos rojos

    ResponderEliminar
  45. La memoria en el arte es diferente a la memoria lógica, esta congela el tiempo, aquella lo vivifica, establece una relación fiel entre lo humano, la creatividad, y el universo, el cambio perpetuo. Esta foto y su texto son una muestra clara de ello.
    Saludos artista!!!

    ResponderEliminar
  46. Me ha traído el blog PEQUEÑO CABARET AMBULANTE donde menciona la maravilla de este lugar...
    Me voy feliz... porque una enorme belleza me acaba de rodear...
    Besos a tu alma cielo!!!

    ResponderEliminar
  47. Que preciosidad de foto.Todas las tuyas son buenas y ésta muy especial

    Saludos

    ResponderEliminar
  48. ÑocoLeBolo y los buscadores de Otoño. Superior. Saludos

    ResponderEliminar
  49. Detesto los extremos por eso el otoño y la primavera son mis estaciones favoritas.

    ResponderEliminar
  50. Preciosa fotografía, me ha gustado mucho esta.
    Me encantan los tonos rojos que se ven.

    Por cierto me gustaría que enlazaramos nuestros blogs.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. Y yo que digo ahora???..al leer tu carta/historia me has dejado enmudecida. Tienes un estilo que llega a lo más hondo.
    La fusión de las imágenes tan sutil, te ha quedado de lujo. !Artistazo! que grande eres!

    ResponderEliminar
  52. Buen planteamiento de perspectiva. El otoño o yo. Empatía fonicular. Que no sabemos quien visita a quien. Y esa es la pena o la dicha, que una simple y mustia hoja nos pueda sobrevivir.

    ResponderEliminar
  53. Ñoco, la foto preciosa y además acompañada de un gran texto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  54. Chuli, chuli... todo muy chuli. ¿Es que eres un chulico u qué?

    ;)

    ResponderEliminar
  55. No me extraña que seamos legión tus seguidores ñOCO.
    Maestro, ojala nos hagas disfrutar tantos otoños más como hjas se desprenden de los árboles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. ¿Sabes? hace unos días hablaba yo con los arces rojos japoneses que pueblas parte de la ribera d emi ría y a los que visito 4 veces por semana en mis caminos de ida y vuelta a la universidad.

    Les decía que de uevo me habían traicionado y sin previo aviso de la noche a la mañana habían permitido que cayesen sus hojas sin avisarme.

    Y que parecían sus ramitas palillos chinos haciendo malabarismo en lugar de con platos rojos y dorados con als poquitas hojas que les quedaban.

    Esta maravilla de relato de tu otoño y de tus siembras me ha encantado y me los ha recordado.

    El otoño siempre es rojo, dorado y ocre para mi y mi estación predilecta como bien sabes.

    Gracias por este otoño que nos has regalado

    Un abrazo que recoge soplidos mientras también los lanza

    ResponderEliminar
  57. que bonito! saludos desde barcelona.

    www.kamjey.com

    ResponderEliminar
  58. Que hermosa foto ñoco uffff y el relato que lo acompaña no se queda atras. Graciass

    ResponderEliminar
  59. Hola Ñoco! Felicitaciones por tu blog!
    He quedado maravillada con tus imágenes y tus textos.
    Una conjunción de fotografía y poesía con mucha sensibilidad y arte.
    Un gusto enorme recorrer tu blog.
    Saludos desde la patagonia argentina!

    ResponderEliminar
  60. No como no había descubierto este blog antes... unas fotos geniales con sabios textos.

    Enhorabuena y volveré a pasar ;)

    ResponderEliminar


...........................
· algial@gmail.com